: Retroroc: 2010

¿Quien sabe dónde?


Si alguien sabe por donde anda esta pared podría poner un coment. Debe de estar por Aragón y parece que están equipando bastante.





Los libros de piadas


   Los libros de piadas cada vez están más en desuso.  Hubo un tiempo en que antes y después de la jornada  se acudía a los bares y refugios para ver el libro, primero para informarse y después para piar.  Hojeando algunos que conservo desde primeros de los ochenta hasta mediados de los noventa, he comprobado que  un estudiante de sociología tendría material de sobras para su trabajo de fin de carrera...vamos, que igual le valdría para una tesis doctoral...digo yo...

La ética elástica

   Hace algo más de 20 años abrí desde arriba una vía de 250 m. (máx 7b+).  Está  vía no supuso ninguna performance especial, pero el sostenimiento de la dificultad y la obligatoriedad  de los pasajes exigía  ser un escalador experto  para repetirla. Al comentar mi realización con un renombrado escalador de aquella época, éste me respondió literalmente: "Tronco, eso es una mierda", y enseguida  pasó a narrarme sus realizaciones patagónicas, en las que decía haber igualado con anterioridad las dificultades de una puntera y reciente vía abierta en Patagonia por  Kurt Albert y Wolfgang Güllich...nada menos, je,je.

Los Frikis

Dave Diegelman ejecuta la técnica de mosquetoneo a una mano en Separate Reality
"Escaladas en Yosemite" (George Meyers,1979)
     Hubo un tiempo en que la escalada deportiva no existía como tal. Entonces se hablaba del friki y de los frikis (términos derivados de free climbing y free climbers). Los primeros frikis (me refiero a los locales) aprendieron la teoría en los libros, pero en los libros tampoco decían todo. No decían, por ejemplo, que no se podía uno agarrar a la cinta para mosquetonear la cuerda (la realidad es que mosquetonear dos cuerdas por un mosqueton simétrico con cierre recto resultaba harto difícil, pero todo fue cuestión de práctica). "Hielo, nieve y roca" (Gaston Rébuffat, 1959) no decía nada al respecto, "Verdon, opera vertical" (Patrick Edlinger- Robert Nicod,1983), tampoco, aunque en  la biblia, "Escaladas en Yosemite" (George Meyers,1979) sí que había una buena representación gráfica de la maniobra (imagino que pensaríamos que en la posición en la que estaba el escalador le iba a resultar más fácil mosquetonear sin agarrar la cinta...)

Entrenamiento: fundamentos

  Ya dijimos que a final de los 80 se realizaba una labor pionera en el entreno, pero esto no hubiera sido posible sin una fundamentada base desarrollada desde principios de aquella década. Bien hay que decir que las infraestructuras de entonces no estaban del todo evolucionadas, pero la metodología se aplicaba directamente al terreno de juego, vamos, exactamente igual que ahora.  Es cierto  que  la progresión no era tan rápida como ahora (podían pasar de 8 a 10 años entre el IV+ de palos y el octavo) 

Las vías Prietas

     Cuando las vías nuevas se aproximan demasiado a otras ya abiertas, está claro que pueden interferir unas con otras. Si alguien equipa un nuevo sector y decide apurar la pared equipando él mismo todas  las vías muy juntas, está haciendo lo que le da la gana...y bien hecho está ...o no... pero también parece claro que su actuación no afecta a la labor de otros. Pero muchas veces se equipan vías que de entrada utilizan el decuelgue de una vía ya existente equipada por otra persona. Esto de suyo no es reprochable y depende mucho de las circunstancias. De hecho, en algunas ocasiones puede  ser la mejor opción, pero será el resultado final, siempre subjetivo, el que revelará  si la acción tenía justificación o simplemente si el equipador de la nueva vía sólo buscaba la comodidad.

Reequipar


Le conviene un reequipamiento
Más gorda sería mejor
   Es evidente que sustituir viejos buriles por anclajes fiables está más que fundamentado. Lo que ya no está tan claro para la comunidad de escaladores es  la acción de colocar anclajes fijos donde antes no los había. Decir esto a estas alturas   resulta una perogrullada,  pero los humanos "semos como semos". Si a finales de los años 80 se generó un debate en el que algunos no entendieron algunas premisas básicas, ahora, en los tiempos que corren, continúa habiendo gente que piensa, sin entender, que cada uno es libre de hacer lo que le de la gana, y ya no en sus propias aperturas, sino también en las de los demás.  "Retroespitar" clásicas bajo un único lema  como "La seguridad ante todo" o "Todos tenemos derecho a escalar", no es del todo razonable.

Entrenamiento


las innovadoras instalaciones
 propio guarda atendiendo
   Parece que esto de los centros de tecnificación es un invento moderno, pero ya a finales de los años 80, en el antiguo Refugio de Riglos, se llevaba a cabo una auténtica labor tecnificadora pionera en España.
El propio guarda elaboraba los Personal Training  y siempre atendía en la misma puerta de local.  En sus innovadoras instalaciones  los jóvenes ponían a prueba sus tendones con modernas técnicas de entrenamiento...Vamos, que ya se puede ver como se ponían de titanes.  

Graduar con precisión

    Hay quien tiene problemas para desglosar por tramos  el grado de una vía deportiva  de un sólo largo.  Nada mejor  para aprender a cotar con precisión que estas  reseñas de principios de los 80. (Aunque no recomiendo a nadie que se vaya al Fire con este croquis)

las barras no son un invento de ahora

Panticosa 86, primera competición nacional

La Concurrencia, extrañada tras conocer
 los resultados de la clasificación final,
 se lleva las manos a la cabeza.


        En 1986, en Panticosa (Huesca) se celebró la primera competición nacional de escalada. Participaron cinco catalanes, un madrileño y un aragonés. El experimento, que entonces resultó  bastante curioso, en la actualidad rayaría lo estrambótico. La revista Extrem, que se editaba en Barcelona desde principios de los 80 hasta mediados los 90, publicó el acontecimiento con una foto en la portada del Nº 21 y una  crónica en las páginas 2, 3 y 4.



Huesca, provincia pionera en la construcción de rocódromos

   El Rocódromo Gaston Rébuffat (que se dejaron un f), en Monzón, cumplía con todas las expectativas para el escalador moderno. Ideal para la práctica de la rana, técnica básica y fundamental para el escalador de los 80, y perfecto para el entreno de fisuras y Off-width, imprescindible para eso de los viajes al Yosemite. Además, los mecanismos aseguradores, bueno, más bien instrumentos que mecanismos, corrían por cuenta de las instalaciones, con un práctico y cómodo sistema inviolable...que se dice.


Tendencias




...y es que la moda ochentera no tardará en volver...y si no al tiempo, que a lo mejor dentro de poco os veis vosotros mismos de una guisa parecida...o peor, aunque parezca imposible.

lista de entradas

Make your own

LO + COMENTADO

Seguidores

Páginas vistas en total