: Retroroc: Los libros de piadas

Los libros de piadas


   Los libros de piadas cada vez están más en desuso.  Hubo un tiempo en que antes y después de la jornada  se acudía a los bares y refugios para ver el libro, primero para informarse y después para piar.  Hojeando algunos que conservo desde primeros de los ochenta hasta mediados de los noventa, he comprobado que  un estudiante de sociología tendría material de sobras para su trabajo de fin de carrera...vamos, que igual le valdría para una tesis doctoral...digo yo...


Necronomicón, mi opera prima



En estos libros, de vez en cuando, también se reseñaba información de última hora. Zonas y vías nuevas, encadenamientos, repeticiones, proyectos y opiniones más o menos serias.
 
reseña con información subliminal
                                                


También había quien plasmaba pequeñas creaciones artísticas con más o menos acierto
más acierto

menos acierto



 


alegoría







Los libros de piadas, en definitiva, eran un medio transmisor de la cultura. Como se puede comprobar en la siguiente piada, los belgas, que hablaban flamenco y no entendían ni papa del castellano, plasmaron (con algún porrón de sobra) los conocimientos del idioma que los guías nativos les habían transmitido.


Vamos, casi se puede decir que los libros de piadas fueron la antesala de la World Wide Web. La gente piaba como en el 8a.nu y dejaba sus mensajes como en el  Facebook. Incluso había quien se preocupaba por el mantenimiento del libro (especie de paquete de utilidades para mantenimiento del sistema)



8 comentarios:

  1. En algun sitio todavia se utilizan ( Masmut por ejemplo, una lastima que se pierdan las buenas costumbres...
    Ami lo que me gustan son los que te encuentras a mitad de una tapia.

    Un saludo y buenas fiestas...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ya sabemos donde estan ciertos libros de piadas, jeje...
    Javier, mandame si te parece tu correo que tengo que comentarte unas cosas, un abrazo!!
    charliebona@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. Son y eran.. pequeñas joyas de la historia de nuestras paredes y de nuestras montañas...

    Recuerdo llevar siempre en la móchila un pequeño estuche lleno de rotuladores, de lápices, de colores... Incluso en nuestro grupo de montaña "impusimos" nuestros propios libros de piadas para conocer y saber la historia y las actividades ( y locuras etílicas ) de los que nos movíamos por allí...

    Desde luego si eres el afortunado heredero de algunos de ellos... consvalos.. Quién tiene un libro de piadas.. tiene un tesoro..;-)))

    ResponderEliminar
  4. Es una tradición que se está perdiendo si. Yo sólo he tocado y escrito en el del refugio Elola en Gredos y en el del bar Oliver en el Torozo y Villarejo.

    Me ha gustado mucho las fotos escaneadas, reconozco a gente como a Krispin, el Gañote, el Paconan...

    ¡Muy divertido!

    Un buen post, saludos.

    ResponderEliminar
  5. QUE GOZADA!! ES COMO LEER UN COMIC, ESTARIA BIEN QUE PUBLICARAS MÁS.

    ResponderEliminar
  6. Que buenos recuerdos "Seta", recuerdos de cuando era un chavalin, y nos llegabamos a riglos de expedicion, que maravilla poder ojearlos otra vez.
    Las nuevas generaciones, no saben lo que se pierden.
    Menuda coleccion de "libros de mentir" que has conseguido conservar.
    SALUDOS

    ResponderEliminar
  7. Coooño mi hermano con sus piadas y sus dibujos salen por aquí.. que bueno, no me acordaba de ellos. Gracias por este post y por tu buena página en general, me he partido de risa recordando aquellas historias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Soy mienbro de los U.B.S.A compañero de rodolfo y amigo del Valles; Lalo, cabezon, etc me encantaria ver mis comentarios de las vias ke haciamos en aquellos timpos en los riglos del 70 al 85 seria marabilloso poderselas enseñar a mi hijo¡¡ un fuerte abrazo para todos los maños escaladores de tito ernesto de la fuente U.B.S.A

    ResponderEliminar

lista de entradas

Make your own

LO + COMENTADO

Seguidores

Páginas vistas en total