: Retroroc: noviembre 2013

El efecto dinosaurio

       Hace treinta años no era muy habitual ver a "viejos" escalando.  Lo de viejos va entre comillas porque así parece que si alguien se da por aludido, pues..., eso..., que lo hemos puesto entre comillas para dar un poco la impresión de que queremos decir que nadie es viejo tenga la edad que tenga.
       A lo mejor en Francia sí que se podían ver familias de padre, madre, niños y perro, todos saliendo de un enorme furgón equipados con sus arneses y un semblante de armonía y felicidad.  En esos años, aquello que ahora es muy común en cualquier zona de escalada, nos resultaba de lo más chocante. -Fíjate tú, ¡que tíos estos gabachos!, decíamos mientras nos hacíamos cruces de que unas personas tan "mayores" (que a lo mejor pasarían poco de los 30) ¡y con hijos!, se dedicaran todavía a escalar y encima estuvieran inculcando la afición a sus retoños.

lista de entradas

Make your own

LO + COMENTADO

Seguidores

Páginas vistas en total