: Retroroc: Las Parientas aborrecidas

Las Parientas aborrecidas

   

    Quien más quien menos tiene una parienta. Ellas (mujeres, novias o parejas de hecho) desempeñan un papel muy importante en la vida de un escalador. Tan importante que, casi con seguridad, influirá en la trayectoria tanto o más que el anteriormente tratado origen de la afición.  Las parientas tienen un influjo, un poder que no se sabe muy bien de donde les viene (sexo a parte), pero lo tienen. Cuando vas a escalar con ellas piensas que el poder lo tienes tú, pero no te confundas, normalmente ella no te lo ha pedido, eres tú  quien se lo ha propuesto... tú nunca tienes el poder.


    Habitualmente las parientas escalan menos que tú, y habitualmente eres tú quien les enseña a escalar, aunque tú tampoco sepas hacerlo muy bien. La primera vez, las parientas, como casi todo el mundo, escalan en top rope...la segunda...también, y la tercera... y cuando te quieres dar cuenta, estás intentando convencerla para que se haga algún larguete de primera. ¡Esto no se debe hacer nunca!, ¡ni pensarlo...! Tu parienta no debe sospechar que tú pretendes que escale de primera. Tampoco debe pensar que tú crees que con un par de larguillos que escale se quedará contenta y luego te va a pillar el resto del día en donde tú quieras. Si lo crees así, el aborrecimiento le sobrevendrá de forma casi inmediata.
Es muy bonito decirle a tu chica: -"déjame aquí, ¡no me bajes ni un pelo! ...¡te he dicho que no me bajeeees!",  entonces ella,  que te está sosteniendo con el ocho apretando con el pulgar mientras tú pruebas tu vía, y que sabe que luego le vas a poner una polea en una vía de relleno por algún turrumbal que se equipó precisamente a tal efecto, te dirá con confianza y gran raciocinio: -"¡vete a la mierda!".
Se puede pensar que con la llegada de los frenos automáticos esto se iba a solucionar,  pero algunos acuñaron enseguida el término   de mari-grigri  (que mal interpretado resulta de lo más peyorativo... aunque no tenga más que una interpretación) para referirse a sus parientas, o más bien a las parientas de otros.  Esto, lógicamente, sentó muy mal a las féminas, que casi preferían tener el pulgar ocupado en el ocho y mantener la concentración en aguantar el esfuerzo, que no quedarse colgadas cómodamente del gri-gri contemplando cómo el imbécil de su maromo se peleaba con un tramo de roca por el que no podía subir. A ella no le pasaría eso...ella en tu situación diría rápidamente: -"¡bájame de aquí!...¡te he dicho que me bajeeees!".


ahora me vas a pillar aquí!

roca excelente + presas horizontales + cuerda recta...  =  parienta encantada
fisura + cuerda diagonal... = pfff




situación sin otra solución
Cuando llega el día en que ella se decide a ir de primera (recuerda, tú no has dicho nada....ha sido ella quien se lo ha propuesto) procurará hacerlo en una vía sin alejamientos, que ya conozca y que no le putee (sabia decisión que tú a lo mejor no sabrías tomar). Pero indefectiblemente llegará un día en que se enfrentará a un pasaje que le rehusará. Esta circunstancia puede darse tanto en una vía difícil para ella y que ha escalado siete veces en top rope, como en alguna otra que esté meada, que se dice coloquialmente, y que no haya escalado nunca.  En el primer caso, cuando llegue al paso crítico (que no tiene por que ser el más difícil ni tampoco el más expuesto, sino más bien una mezcla de los dos) ella dirá: -"ay,ay,ay!" mientras destrepa hacia el último seguro -"¡pilla, pilla...aquííí!, que no me acuerdo como era"... y sin preguntar como era  dirá: "bájame, bájame al suelo". ¡Bájala! ¡Nunca insistas lo más mínimo!. La otra opción, la de que acometa una vía que desconozca es bastante remota, pero cuando esto se produce es probable que diga (normalmente entre la chapa 2 y 3): -"¿Estás seguro de que esto no es más de V?, mira que se ve muy roto... y además... que me aprietan mucho los gatos...bájame, bájame, que ya subiré luego por otra". Ya sabes, bájala, bájala, y sobre todo luego no la hagas tú en zapatillas para que vea lo fácil que era (aunque esto seguramente te sentaría bastante peor a tí que a ella). En cualquier caso, hay que evitar el clásico diálogo:
-"tírate, tírate, que ya verás que no pasa nada,  lo mejor para quitarse el miedo a la caída es tirarse,...tírate, tírate"                                                                                                               
-"que no me tiro, bájame, bájame"
-"que lo mejor es tirarse uno... ¡tírate, tírate!"
-"¡que nooooo! ¡bájame de una puta vez!"

En cierta ocasión, trepando por Cataluña, se me ocurrió una idea que en aquel momento estimé como un complemento didáctico. Como ella no se quería tirar y ya habíamos apurado  el diálogo,  pensé que si yo le tiraba un poco de la cuerda cuando tuviera la chapa por debajo de los pies... pues eso... que la tiraría. Entonces le propuse que intentará  una vez más el pasaje, y así lo hizo. Cuando tenía la chapa a un metro de los pies tiré fuerte de la cuerda con las dos manos por encima del freno, y al instante se oyó: -"hijo putaaaa!!!", pero no la tiré, vamos que no se cayó. Estaba cogida a dos cazos y como es lógico al notar el tirón se agarró con dos cojones. Como yo desconocía el tamaño de los cazos (ella se encontraba en la opción B de las mencionadas antes, la remota) pensé que si tiraba un poco más de la cuerda acabaría soltándose y por fin cayendo, pero no fue así. Acabé sentado en el arnés "meciéndome" con la elasticidad de la cuerda mientras ella seguía aferrada a los cazos; ya era una cuestión de orgullo, tenía que tirarla y luego decirle  -"¿ves como no pasa nada?". Al final, después de recibir por parte de ella toda suerte de improperios  y yo amenazarla con que la iba a dejar atada a un árbol, destrepó hasta el seguro anterior y la descolgué al suelo.
¡Joder! ¡no me has dicho que había presas al revés
Cuando subí a recuperar las cintas comprobé que los cazos a los que estaba cogida no eran especialmente grandes, y que el tramo que le quedaba hasta el siguiente seguro era bastante más fácil que estar cogida a dos presas aguantando los tirones de un bastardo haciendo experimentos pedagógicos.  No recuerdo muy bien como pagaría está jugada, porque seguro que la pagué, pero esta claro que me salió barato (por eso no lo recuerdo). Ya han pasado más de 20 años de esto y todavía no me ha abandonado. Además, si ella  hubiera querido podría haberme pagado con la misma moneda en decenas de ocasiones. Sin tirar muy fuerte de la cuerda, simplemente no dándome cuerda en algún chape crítico durante cualquier encadenamiento perseguido, hubiera sido suficiente para cobrarse la deuda, pero nunca lo hizo...debe ser que nos quieren mucho.


Las paredes de varios largos son otra historia,  y si además empleas autoprotección la historia se puede convertir en odisea. Lo dejaremos para otro rato (aunque quizás lo mejor sea que se apunte a un cursillo con monitor) pero siempre conviene tener en cuenta algunas cosillas. La primera, que aunque sea una evidencia nunca está de más recordarlo,  es que se deben evitar a toda costa las vías con travesías (¡ojo con las Rabadá - Navarro!) pero sobre todo, muy importante,  lleva siempre un reloj, si puede ser de pulsera. QUE NO SE OS HAGA NUNCA DE NOCHE.


toilette automático del 87


Elige los destinos pensando también en ella...bueno, más bien pensando más que nada en ella. No la tires en un saco de dormir bajo un porche y lejos de un servicio, ni te hagas muchos tes en el infiernillo. Tu parienta puede ser cualquier cosa menos tonta, y si sale contigo al monte no suele ser precisamente para curtirse, sino para pasárselo BIEN (otro aspecto que tú no tienes en cuenta, tú eres un pitera con el coco absorbido por líneas, letras y números, y confundes algunos conceptos con regularidad). Nuestras amadísimas parientas son lo mejor que tenemos...no lo olvidemos nunca.

19 comentarios:

  1. Ostras Set, lo has clavado, por un momento he pensado que lo que les pasa a las tías también me ha pasado a mi (no se lo digas), que uno tiene unos años, y no tenemos otra más que "aparentar". Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Magnífica crónica de lo que es de hecho una de las mayores limitaciones del hombre , la mujer. Una exposición acertada , un desenlace que redunda en ingenuidad y diplomacia.
    Slds

    ResponderEliminar
  3. Hola Arnaldos, lo he publicado en el foro de VC, así te leerá más gente. No veas si se ajusta a la realidad. Desde luego, según la parienta que te toque, sales más o menos "embrutecido o amariconao total", o en el peor de los casos, te retira del monte.
    Esperamos ansiosos la segunda parte, que promete chicha de la buena.

    Un saludo

    P.D: ¿Hay alguna posibilidad de aclarar el fondo de tu página para poder leer mejor los textos? Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Que grande eres¡¡ Clavao clavao, lo he vuelto a leer con mi parienta para reirnos un rato y escuchar 10 veces: "yo no hago eso"

    ResponderEliminar
  5. jaja, muy buena!! con la frase "que no se te haga de noche" casi morimos de la risa, creo que Dani ha oido esa frase mil veces, jaja.

    ResponderEliminar
  6. Ya decia yo.... cuando llevando Marta 3 meses en esto de la escalada, le dije que que vieniera a ordesa a esa a la Rabada que era muy guapa y si 9 horas despues despues de algunas lagrimas y cargamentos llegamos casi de noche a la cumbre.....hasta dos años despues no volvio a ordesa... Por el resto lo has clavao, mas en mi caso ya que la proporcion 80 kg VS 44 kg no va bien.Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Que parienta no hay más que una y a la Rambla la encontré en la calle...

    ResponderEliminar
  8. Hola, se os ha olvidado algo más: además de las travesías, y que se haga de noche... que es bastante cierto en muchos casos. Me incluyo. Tampoco mola que nos cuelgen de una panza a unos 200 metros del suelo, con los pies en el aire y sin poder pillar nada con las manos porque no llegas a la pared o es tan romo que no hay Dios quien lo agarre. Besitos. Una parienta!

    ResponderEliminar
  9. Que pájaro, nunca es tarde si la dicha es buena....!!!!!!!!!. Lo llevas pensando tiempo y te ha costadom publicarlo o se te ha iluminado el OREMUS ahora?? jejeje. Besos a La Tiesa!!!!.

    ResponderEliminar
  10. la seda eres un crack, y gema una santa

    ResponderEliminar
  11. Cada día me gusta más este blog. Yo por la parienta hasta he equipado una cuesta de vacas...y la he subido y precisamente me dijo eso: ¡que mierda!

    Luego la meti en una vertical y ya bajó con la cabeza agachada... muy bueno.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Pues yo no se como después de 20 años no se ha aburrido, yo lo he leido un rato y menudo tostón de Post, lleno de topicazos.

    Podría hacerte un comentario con todas vuestras frases míticas en la roca, pero paso de aburrir, sólo diré que si nosotras somos las parientas de la roca, vosotros sois los PRIMOS de la roca.

    ResponderEliminar
  13. Alucino que el género femenino no se haya llevado las manos a la cabeza...vaya topicazos machistorros y es que hasta en la escalada pasa ésto...machitos llevando a sus feminas deseosas de agradar en la roca..menos mal que queda un reducto de mujeres que escalamos porque nos gusta,que hemos aprendido por nosotras mismas y escalamos a nuestro nivel,sea cual sea...sin necesitar de que nuestros "hombres" hagan e papas encubiertos en el monte...si se anima tu compañero dabuti,si no..también dabuti..compañeros del metal crei que en el monte las coss podian funcionar de forma diferente..ya veo que no...saludos a todos y enrrollaros con pibitas un poco más independientes

    ResponderEliminar
  14. A lo mejor es que a la gente le gusta reirse...aunque sea de sí mismos. Mi parienta, que también es del género femenino (aunque no forme parte de ningún exclusivo reducto de mujeres), es una pibita independiente que se aborreció en su día. No creo que nunca fuera a escalar deseosa de agradar en la roca (no todas van por la vida pensando que están muy buenas), pero sí es verdad que ella lo pasaba bien en el monte, en donde las cosas suelen funcionar como en la vida misma.

    PD: Acepto las críticas negativas con agrado, y tengo que decir que a mí también me extrañó que no salieran más parientas "indignadas". De todos modos creo que este asunto no es como para llevarse las manos a la cabeza, ni mucho menos.

    ResponderEliminar
  15. Llego tarde a este buen blog. Ya he "perdido" demasiado tiempo leyendo post tras post. Enhorabuena al autor.

    Esta entrada ya tiene tiempo, pero versa sobre un tema eterno que tiene su aplicación en la escalada y en bastantes actividades que llenan las horas de ocio de mucha gente. En el fondo subyace el tema de las relaciones humanas, más concretamente intersexos y como eso nos toca a todos no me he podido aguantar añadir un comentario.

    Especialmente para intentar apoyar a la anónima que parece estar ofendida.
    Lo expuesto aquí no creo que sea machista. Puede que sí según opiniones. Pero lo que sí es, es la tozuda realidad. Tú misma puedes extraer la conclusión. ¿Cuántas chicas ves haciendo lo que tu y tus compañeras de escaladas?, es decir escalar normalmente vías de primeras intentando encadenarlas en libre. Trabajándolas, en suma. Me temo que solo podrás contestar que: pocas. Que lo que ves mayoritariamente es a chicas escalando de segundas de la mano de sus novios/amigos. Es así. Yo llevo mucho tiempo escalando y es lo que siempre he visto. Si tú y yo hemos coincidido en alguna escuela o pared, seguro que me habrás llamado la atención, por el simple hecho de ver algo poco común.

    Tienes razón en que son tópicos lo que ha escrito arnaldos aquí, pero es que los tópicos son simplemente cosas que se ven habitualmente y que son de todos conocidas. En mi opinión, y en el caso que nos ocupa, por desgracia.

    Esa indignación tuya, creo que sería bueno transmitírsela a tus compañeras de sexo. A ver si te hacían caso, que nosotros, los zafios escaladores masculinos lo celebraríamos más que el mejor de nuestros encadenamientos. En serio. El porqué está claro. A mis años ya no cuenta, pero si esto que digo se hubiese cumplido sería como si mi afición favorita hubiese sido el ballet.

    Por mi parte, creo que cuando mi chica viene a escalar conmigo lo hace porque se lo pasa bien. Algunas veces he detectado que no es así, y en ese mismo momento he decidido que nos vamos. Con una sonrisa en la boca y con cualquier excusa que se me ocurra (dolor en dedos, codos, que estoy petado, etc) recogemos material y emigramos. Pero lamentando, aunque sea un poquito, que no le guste como a mí triscar por las piedras (nuestra historia tiene otras vertientes). Es como el sexo, si a uno no le apetece, ya no le mola a ninguno, al menos así lo veo yo.

    Y todo esto no tiene nada que ver con la independencia de nadie. Si mi chica se quiere ir a sus cosas (no detallo que esto ya va siendo largo) yo voy porque me apetece agradarla, y si no, pues no voy.

    El monte (o las escuelas de escalada, paredes, etc) no es más que un sitio donde se juntan seres humanos, y con ellos van sus miserias y bondades. Una pibita puede manifestar su independencia enrrollándose con un menda que escala aunque a ella no le guste escalar. Ella sabrá lo que eso implica, si al final no le compensa ya se sabe: corta, o no ... buff, esta parte ya no es tan sencilla.

    En fin, la vida.

    Ahí queda eso.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  16. Muy buena entrada. Se me sale la lagrimilla de la risa. También se me ocurrió un día lo de "salta que ya verás que no pasa nada" (con la última chapa a la altura de la rodilla). Y no le pasó nada a ella, pero a mí.... se me quitaron las ganas de tocar los cojones tirando de la cuerda... glups. El tema de las mujeres escaladoras que llevan a sus parejas a escalar daría bastante juego también.

    ResponderEliminar
  17. Queridisimos amigos,soy Carolina descubro tu blog, que me devuelve a la añorada pero vivida juventud y madurez,tu perspicacia e inteligencia y tu amor hacia la parienta aborrecida me emociona y me llena de orgullo, por haberte haberos conocido y compartir momentos irrepetibles que quedarán siempre en la historia de la escalada y de la vida. Te quiero, os quiero mucho y ya sabeís que en Burlada seguís teniendo vuestra casa y en Etxauri un habitat con aseguradora gratuita y con garantías.
    Un abrazo muy fuerte y una lagrimita: Carolina

    ResponderEliminar

lista de entradas

Make your own

LO + COMENTADO

Seguidores

Páginas vistas en total