: Retroroc: abril 2011

La fe en Bernabé y First Round First Minute


Chilam Balam, una brutal línea diagonal difícil de imaginar
 ...y de equipar
    No conozco de nada a Bernabé (Fernández), pero ya hace muchos, muchos años, que en el ambiente friki-deportivo su nombre sonaba con fuerza. Quizás, no lo sé a ciencia cierta pues no he investigado mucho, fue el primer niño mutante que surgió en España saltando a los medios con un encadenamiento de 8b+ a los 15 años, cuando muy pocos de los mejores escaladores del momento (españoles, me refiero) habían escalado esa dificultad. Entonces no era nada habitual que gente que no rondara los 25 años y con bastantes años de experiencia lo hubieran logrado. Bernabé también fue el primer español en encadenar 8c, 8c+, 9a y 9a+ (tampoco lo se a ciencia cierta, pero Wikipedia lo dice).  La primera polémica sobre Bernabé surgió con la colocación de presas artificiales en el primer 9a (Orujo, en la cueva de Archidona, en Málaga).

De cuando los frikis tuvieron que hacerse deportistas

frikis calentando en shiko dachi
 (reminiscencias del karate)
   En la segunda mitad de los años 80 los escaladores que habían optado por la escalada libre por encima de todo, o sea, los frikis, pasaron por una época de experimentación y cambios. Si en un principio un buen friki debía de ser más bien hippy (o por lo menos aparentarlo con su aspecto) y llevar una vida lo más bohemia posible, con la llegada de la deportiva las cosas empezaron a cambiar. Lo de dormir por los suelos en una colchoneta de un centímetro de espesor (el neopreno que se decía) resultaba del todo inviable. Uno no podía rendir al máximo después de pasar la noche clavándose piedrecillas en los riñones y asomando la nariz por el agüjero del saco. Por otra parte, el entrenamiento específico comenzó a plantearse entre los más innovadores.

lista de entradas

Make your own

LO + COMENTADO

Seguidores

Páginas vistas en total