: Retroroc: enero 2013

Noches toledanas (II)

[Viene de Noches toledanas (I)]

         Comenzaron la escalada y eran casi las dos de la mañana. El guarda iba primero con su linterna frontal y detrás el rescatador, con un petate a la espalda de más de 20 kilos y 100 metros de cuerda estática enganchados al anillo del arnés. Dentro del petate ya sabemos lo que había, pero encima iba también un rotativo luminoso, como el de los tractores, que permitía a los miembros del grupo de rescate que permanecían abajo localizar la cordada en todo momento.  Éstos idearon un sistema que al guarda le iría de perlas: de uno de los todo terreno desmontaron un faro de la parrilla frontal, de tal manera que quedaba colgando de los cables y podían dirigirlo hacia la pared, orientados por la luz del rotativo.

Noches toledanas (I)

       Un hombre menudo y entrado en años, con una poblada barba blanca y de aspecto rudo pero  apacible, apareció por la puerta del refugio cuando el guarda estaba sentado en una mesa del comedor, junto a la estufa, terminando su bocadillo de anchoas en lata.
        Hola, dijo el hombre con cara de cierta preocupación, perdone, pero es que mi amigo está por ahí enriscado desde hace rato y yo no sé que hacer. ¿De dónde viene usted?, preguntó el guarda. Yo estaba buscando caracoles por la carretera, pero mi compañero se ha ido esta mañana por los riscos y son más de las 10 y todavía no ha vuelto. El guarda apuró el último trago de cerveza y se dirigió con aquel hombre de aspecto venerable hacia las peñas.

Sobre cotaciones

       Decir que el grado es algo subjetivo es una absoluta  perogrullada, no por que lo diga yo aquí, sino porque parece ser algo que se ha dicho desde siempre.  Por ello, cualquier discusión de si una vía es de un grado u otro debería pasar por una simple exposición de opiniones, aunque la evidencia demuestra que los debates "encendidos" sobre el tema se perpetúan generación tras generación, con el objetivo inalcanzable de establecer cotaciones "verdaderas".
     Parece claro que conviene intentar unificar criterios, aunque sea simplemente por la cuestión práctica de orientar. Si aceptamos como si fuera un axioma que el grado es subjetivo, para unificar criterios la única manera es recurrir a la estadística, o sea, a las encuestas, y cuanto mayor sea la muestra, mayor fiabilidad tendrá el resultado.

lista de entradas

Make your own

LO + COMENTADO

Seguidores

Páginas vistas en total