: Retroroc: febrero 2011

Las Parientas aborrecidas

   

    Quien más quien menos tiene una parienta. Ellas (mujeres, novias o parejas de hecho) desempeñan un papel muy importante en la vida de un escalador. Tan importante que, casi con seguridad, influirá en la trayectoria tanto o más que el anteriormente tratado origen de la afición.  Las parientas tienen un influjo, un poder que no se sabe muy bien de donde les viene (sexo a parte), pero lo tienen. Cuando vas a escalar con ellas piensas que el poder lo tienes tú, pero no te confundas, normalmente ella no te lo ha pedido, eres tú  quien se lo ha propuesto... tú nunca tienes el poder.

El origen de la afición

  Antes de los 80 era muy difícil que alguien escalara paredes sin tener una vocación por el montañismo.  Lo más habitual era que subiendo montañas a uno le vinieran las ganas de poner las manos para subir por un sitio más difícil y entretenido, y así dar también un poco de alivio al pecho.  Ahora también puede pasar así, pero a la vez es muy normal que alguien  empiece a escalar sin haber salido nunca a la montaña. Entre estos dos polos hay infinitas situaciones y circunstancias. Puede ser que empezando de un modo u otro, se acabe compaginando ambas vocaciones,  que  se abandone una u otra o que se descubran  nuevas aficiones sin ninguna relación, pero compaginadas habitualmente en el mundillo (surf, skate, Kayak...). No estamos decubriendo nada nuevo con esto, simplemente decir que, como en todos los ámbitos de la vida, los orígenes  nos influenciarán para el resto de nuestra vida.

lista de entradas

Make your own

LO + COMENTADO

Seguidores

Páginas vistas en total